J

UAN CARRILLO se sitúa en la tradición del realismo español.

 

El término realismo es uno de los más ambiguos e indeterminados del vocabulario estético. Un pintor puede ser realista en mil maneras. Pero si ablo de realismo español, defino una cierta manera de ajustarse un 

pintor a una realidad palpable.

LLO

Y CARRILLO me trae un perfecto ejemplo de lo que son ese realismo y esa realidad. Se vuelven a encontrar en él las tendencías propias

de ese realismo español el gusto deliberado y sincero, como popular y rústico, por las cosas familiares, por los objetos sencillos, desmostrando

su símplicidad, por la amistad cordial de los seres de encuentro cotidiano, de la figura humana tal y como se presenta en medio de su

circunstancia y condición 

 

Y el arte que expresa esta verdad tiene, por sí mismo, ese carácter directo desprovisto de afectación y de artificio.

 

Dónde mejor que en nuestro país mediterráneo sabrían apreciar en todo su exacto natural rigor las virtudes de tal arte?

 

 

 

 

 

                                                                                                                                                                              JEAN CASSOU,

                                                                                                                                          Creador y Director del Museo Nacional de Arte Moderno de París.

                                                                                                                                                           Director de los Museos Nacionales de Francia.

 

 

Volver a CRITÍCA